14.2.08

¿Y tú qué eres?

...Anda que me he levantado fina esta mañana. Nada más titular el post ya he publicado, dando a entender que era obvio lo que quería decir: nada. O todo, que no podría ser condensado en unas líneas, pero a pocas palabras buen entendedor basta y todo eso.

Pues allá voy.

El otro día estuve leyendo que se estaba haciendo un estudio sobre las usuarias al bótox en EEUU. El bótox es un paralizante muscular, para el que no lo sepa. Pues el estudio iba sobre las muertes acontecidas tras un tratamiento. Incluso leí alucinadita que alguna de esas muertes eran de chicas de 18 años. Si me permitís el comentario, entendería que la gente se operara la nariz, las orejas, los ojos, la papada con esa edad. Incluso liposucciones, reducciones varias de partes corpóreas. Pero a los 18 años no se tienen arrugas, por lo que no entiendo a las que se someten a este tratamiento. Es como si a una rubia se le ocurre teñirse de rubio, de color idéntico al suyo. No lo entiendo. Si es por otras razones, vale, pero a los 18 años, repito NO SE TIENEN ARRUGAS.

La misma semana en la que leí el artículo, a las mujeres de España nos mostraron el resultado del estudio sobre las tallas de ropa. ¿Quién no tiene cuatro tallas distintas de pantalón en el armario, y las cuatro le vienen bien? Vale que quisieran intentar unificar el asunto, pero los nombrecitos que se gastaron para catalogarnos no han sido de los más acertados. Es más: me gustaría saber cómo se llaman los hijos del que eligió los nombres de campana, cilindro y diábolo, más que nada por comparar y ver si lo que tiene es mala leche o mal gusto. Se supone que es un estudio científico -que no casero- y estadístico de nuestras alegres lorzas, no la base para ya ir definiendo a la peña con estos tres nombres.

Pero... ¿qué ocurrirá cuando les toque el turno a los hombres, les hagan el estudio a ellos y salga a la luz la tripa cervecera, que se enquista y no se va? ¿Qué pasará cuando salga una figura en la que tiene mucho músculo en los brazos, pero sea canijillo de piernas? ¿Cómo llamarán al que parece a una pera con piernas? ¿Cómo llamarán a los dioses griegos? -seguro que dirán que el 99% de los hombres de entre 20 y 99 años pertenecen a este grupo-. ¿Y los fantasmas? ¿Dónde y cómo los catalogarán? ¿En qué grupo se incluirán los que hacen el estudio? Y lo más importante... ¿servirán de algo los dos estudios para unificar las tallas? Es que como muchas empresas textiles mandan coser sus prendas a China, allí la legislación de aquí se la pueden pasar por donde les de la gana.

No sé para qué hacen estos estudios, si luego cada fabricante acabará haciendo lo que le dé la gana -recordemos los cuatro pares de pantalones de cuatro tallas diferentes, y los cuatro te vienen bien-. Pero ardo en deseos de saber qué nombres se usarán para los tíos. A ver si se cubren de gloria también.

Por cierto: el bótox también se utiliza para tratamientos para la migraña. No sé si se bebe, se esnifa o se tiene que meter la cabeza en él. Pero, conforme están las cosas, prefiero los analgésicos de toda la vida.

Más vale lo malo conocido...

1 comentario:

Lynze dijo...

Querida Eufrasia,
no sé como nos van a llamar a los hombres para el tema de las tallas, pero en mi pueblo sí que hay un dicho que dice "ancho de espalda y estrecho de culo, maricón seguro". Claro, eso no significa que esté de acuerdo con tal afirmación, pero quién soy yo para cuestionar la sabiduría popular.